La Asociación es una Institución sin fines de lucro, representa a los Residentes del Distrito de Andaray en Lima
Ud. está en:    files/andaray/origenm

Origen Milenario de la creación de los pueblos de Andaray, Yanaquihua, Salamanca y Chichas

Seguramente que muy pocos peruanos tienen conocimiento de aquel famoso pueblo llamado HUAMANMARCA que tuvo su auge en la época colonial y que fue escenario según la leyenda de los hechos del Manchaypuito, pueblo que desapareció totalmente y del que hoy sólo quedan algunos vestigios como prueba de que realmente existió.

El pueblo de HUAMANMARCA, o mejor diremos lo que fue el pueblo de Huamanmarca, está situado a 15 kilómetros aproximadamente del pueblo de Andaray y Yanaquihua, (Condesuyos-Arequipa), en dirección Nor-Este. Yendo al origen y significado del nombre, descubrimos que procede de Huamán que significa triste o alejado; y Marca, que quiere decir ciudad; en consecuencia se le podría llamar triste o alejada ciudad, y esto es cierto, por el hecho de estar escondido en los contrafuertes de plena cordillera y a la vez alejada de otros centros poblados.

Se cree que fue fundada por los españoles, y esto se deduce por su arquitectura de tipo netamente colonial, siendo seguramente el centro de donde partían a explotar las ricas minas de oro que hasta nuestros días existen y como son las de Ariragua y Alpacay.

Se observa como característica principal de esta población, cinco calles transversales que en vez de empedrado, lleva ladrillo en algunas partes. La ciudad está dividida por una quebradilla en dos partes, su conformación geográfica, es una planicie ondulada y en declive con dirección oeste a este y norte a sur, al llegar a una colina de roca lisa y pétrea; al sur se advierte una sucesión de peñas constituidas por una arenisca plomiza con formaciones geológicas, que muestran interesantes aspectos dando en su parte final el aspecto de quijarrones que desafían rudamente al viento, teniendo como fondo el elevado cerro de Kechuro donde se presume que los habitantes de la antigua población tenían sus defensas guerreras; al Este, tiene unos peñascos de color negro, que se alzan como bravos leones a una distancia de más o menos unos cien metros de la ciudad; y al Oeste, continua una falda casi empinada en donde se ve el panteón lleno de pajonales y después sigue el cerro hasta rematar en una cumbre.

La solitaria ciudad presenta la forma cuadrilátera, tiene cinco calles rectas transversales y nueve calles verticales también rectas, tal es la delineación de sus manzanas, que cada una tiene la forma de un rectángulo regular. Seguidamente entre uno de los edificios de mayor consideración, se observa el templo, en el cual se examina su conformación imponente y está orientado de Norte a Sur, mide aproximadamente 35 metros de largo por 13 de ancho, dispone como elementos de construcción grandes bloques de sillar de granito de color blancos, que en las esquinas y puertas del edificio presenta admirables figuras talladas y labradas, en su altar mayor se advierte poco adorno, una piedra en forma de rectángulo con sus puntas recortadas, éste templo tiene tres puertas, una principal que da acceso a la plaza, otra de porte menor que tiene dirección Sur, y otra al Norte que se cree haya sido la comunicación con el cementerio en donde están los escombros de la sacristía, también se puede ubicar el bautisterio al lado izquierdo de la puerta Sur; el techo por lo que se deduce era de teja y el piso de ladrillo, lo que se comprueba por los vestigios que ofrece hasta la fecha.

En las tres puertas hay sillares labrados en forma de sillones, de espaldar bajo, los que seguramente empleaban como asientos los principales vecinos del lugar; de manera especial en las ceremonias religiosas, a continuación del templo y examinando los edificios adyacentes, se ha localizado la casa cural, que claramente se le identifica por la similitud de los sillares de la construcción con los que hay en el viejo templo ésta casa está situada al costado Norte de la plaza junto al cementerio de la iglesia, el edificio parroquial tiene acceso por una puerta principal a la plaza, un patio cuadrado con un sardinel de hermosas piedras de roca dura con dibujos de mil variedades en colores diversos y con una pintura característica, una de las dos habitaciones que hay en dicha casa es bastante amplia, y según la leyenda fue el escenario de los famosos hechos del Manchaypuito que tanto ha dado que hacer a las generaciones pasadas, por la novedad que encierra el curso de los acontecimientos y que a grandes rasgos se sucedieron en la forma siguiente.

Conforme a datos que se han recopilado, a mediados del siglo XVII o sea más o menos entre los años 1640 a 1650, cuando la población de HUAMANMARCA, vivía un ambiente tranquilo y familiar, por la unión de sus habitantes dedicados a la industria de la minería con la que alcanzaron un gran y notorio progreso, porque aparte de sus construcciones sus calles y su gran entrada al pueblo por un ancho y pleno camino, habían adquirido bellas imágenes para su templo a las que rendían un culto religioso por demás recogido, todo dentro del marco español, y teniendo en esta ciudad como autoridad política un terrateniente que dependía directamente del Virrey, fue entonces que por las Diócesis de Arequipa, se nombró como párroco de HUAMANMARCA al Presbítero don Gaspar Angulo hombre prominente y trabajador, que una vez llegado a ésta población, se hizo cargo de la Parroquia y entabló relaciones sociales con sus habitantes, resultando sus amores con una bella mujer mestiza de descendencia española e india, llamada Ana María Trelles, con la que sostuvo un tiempo considerable de coloquios y estados susceptibles de fanatismo y jolgorio que lleno de comentarios al populacho de esa época; después de un lapso de tiempo, el sacerdote Angulo fue llamado por su Superior a Arequipa, con el fin de realizar ejercicios espirituales, dejando a su prometida en la más penosa soledad, que a causa de la nostalgia sufrida por el cariño que le profesaba se enfermó gravemente, de lo cual dieron aviso al cura que ya se encontraba en Arequipa, por medio de un emisario, pero mientras el sacerdote terminaba sus prácticas y alistaba su viaje con 3 hermosos vestidos que le traía a Ana María como tributo de su amor; ésta falleció sumida en una desesperación de angustia y congoja.

La muerte de Ana María dejó al sacerdote afligido e indignado ordenó que se exhumara el cadáver de su amada, lo que se hizo sin mayor dilación, haciéndolo llevar al gran salón de la casa cural, la hizo vestir con el mejor de los vestidos que le llevara y la sentó en un sillón lujoso, después le cantó el constérnate verso el manchaypuito

EL Manchaypuito

“Ana María” en cadáver, he llegado
y aquí estoy de hinojos para regar tu rostro
con caudales de lágrimas.
Aquí estoy Ana María linda a conversar
contigo.
Levanta prenda de mi corazón
levanta de tu abierta fosa,
mírame con tus lindos ojos
¡Oh luna hermosa!
¡Acuérdate de mí!

Ana María en cadáver, siempre te amé
bella rosa.
Levanta de esa caja funeraria que
te encierra. Ve Ana María amada.
Cuando yo me halle de esta tierra lejos
Encuentro que cae mi luna resplandeciente
¡hay! Triste de mí
¿Porqué habéis venido a habitar
a esta morada desierta.
Envuelta entre la vida y la muerte
¡Ay! Acuérdate de mí.

¡Oh! Tumba de esta alameda solitaria,
Ana María en cadáver, el tiempo me devora
los minutos de uno a uno marchan a su sino
Ana María querida, párate, dame un abrazo
hasta que hora contemplo
y no oigo esa voz rica y cariñosa.
¡Ah! Ana Maria, idolatrada,
me desmayo y me muero
en fin mis clamores son desoídos
en el panorama de mis locos delirios
se va plasmando en la esencia
de mis pálidos cirios.
¡Ay, acuérdate de mi!
Deslumbradora niña adorada,
Ana María en cadáver
lloro a tus pies, y llorar es para morir
¿Para qué vivo?
Hasta cuando duermes, despierta.
Labios recamados de esmaltadas flores
Óyeme Ana María mis clamores
Mira al sol que se ha hundido en el ocaso
y ese eco de tus lindos brazos dame un beso.
¡Ah! Oscuridad lóbrega que turba
por encontrarte cerrada en esta tumba
¡Ay!, acuérdate de mí!.

Ana María en cadáver
Ana María, Ana María.
Levanta, levanta, Oyeme
mis gritos y lloros
Cómo permites que llore noche y día
os ruego inclinándome reverente
a tus preciosos pies,
Ana María, levanta.
Toma mi mano, dame esa mano helada
residuo del placer, ceniza en nada
Abre Ana María tus lindos ojos,
mira donde vas, y donde caminas
tu muerte avanza
y contempla tu vida en lontananza
¡Ay, acuérdate de mí!.


Junto a ti mi ser.
“Rosa pintada cadáver”
que tus lindos ojos dormidos estén,
no dudes que siempre he querido
abres tus puertas infierno,
Que a mi espíritu quiero sepultar
que el Dios de los humanos no es bueno
porque me quitó cruelmente
la única flor de mi vida
¡Ay, Ana María!

Entre sollozos de tristeza y ternura, seguidamente cerró bien las puertas del salón y en el más censurable transporte de amor, le tocó la quena en cántaro, tratando de volverla a la vida; todos estos acontecimientos dieron por crear en los vecinos del lugar un clima de indignación y repugnancia, fue así que se formó dos bandos, uno que defendía la causa del cura y otro que reprochaba su acción, promoviéndose de continuo una lucha encarnizada entre todos los habitantes, arrojando una cifra considerable de cadáveres, a lo que después siguió una terrible peste que diezmó a la población. Luego comenzó la decisión de los pobladores sobrevivientes de abandonar para siempre el lugar; fue así que se formaron tres grupos, que designándose la imagen de su creencia religiosa y de mutuo acuerdo tomaron tres direcciones. El primer grupo con la imagen de San Juan, se fue a fundar el pueblo de Salamanca; el segundo grupo con la imagen de San Pedro, se fue a fundar el pueblo de Yanaquihua, y por último el tercer grupo, con la imagen de San Francisco de Asís, se fueron a fundar el pueblo de Andaray, y según la tradición de ésta imagen que actualmente se venera en este pueblo, fue encontrada bajo un molle, en el sitio donde es actualmente el templo. La Virgen del Rosario la encontraron en el distrito de Chichas.

En la época de la colonia 1752, Condesuyos era un extenso partido, comprendía los pueblos de Chuquibamba, Andaray, Salamanca, Andagua, Chachas, Choco, Viraco, Pampacolca, Cayarani y parte del valle de Majes.

En la época de la independencia el partido de Condesuyos fue el que más contribuyó y reforzó el ejército de Mateo Pumacahua García; ya que en el año de 1815 Mariano Melgar Valdivieso que vivía en el valle de Majes reunió a todos los jóvenes del partido de Condesuyos principalmente de Andaray; los reunió en la rinconada de Chuquibamba y desde ahí marcharon con Melgar a Umachiri, a apoyar al ejército patriota dirigido por Pumacahua, en esta guerra vencieron los españoles con su ejército realista y Mariano Melgar fue cogido preso y fusilado al amanecer del 13 de marzo de 1815 dejando en un profundo dolor a María Santos Corrales (Silvia), donde se perdió casi la totalidad de la juventud del partido de Condesuyos principalmente de Andaray que mataron más del 80% de su juventud, por tal razón era el pueblo más adicto a la independencia y llegó a la exaltación patriótica y juró fidelidad a la causa de la revolución, en Andaray de sus campanas se fabricaron balas y cañones; desde el año 1821 que se dio la independencia se comenzó a pintar sus casas y calles de color blanco y rojo, en memoria de su juventud muerta en Umachiri y por la independencia del Perú.

En la época Republicana en el gobierno del General José Rufino Echenique 1851-1855 estalla la revolución de Arequipa, encabezada por Elías Vivanco y Ramón Castilla después de una guerra civil que duró casi un año, Ramón Castilla ejerce el mando de la República 1855-1862 secundado por el doctor José Simeón Tejeda Iturbide, nacido en el pueblo de Andaray el año de 1826; gracias a sus gestiones parlamentarias fue elevado a la categoría de capital de distrito Andaray según ley promulgada el 2 de enero 1857 por el gobierno de Don Ramón Castilla y Marquesado.

Asociación Residentes del Distrito de Andaray en Lima
Calle Andaray Mz C, Lote 5, Asoc. de Vivienda Santa Elena, Villa El Salvador, Lima
Teléfono 282-2409
Sitio Espadi